Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Pro Comunidades Indígenas
Lunes, 07 Noviembre 2016 21:44

Cuando la gente se empodera todos trabajamos mejor

Uno de los cambios en la actuación de los proveedores de SENASA con el Proyecto de Modernización de Agua y Saneamiento es que además de construir infraestructura ahora deben interactuar con la comunidad, llevando en cuenta las propuestas de ella.

Tras la reunión convocada por SENASA para conocer las propuestas de la Plataforma de Mujeres y Jóvenes Indígenas del Chaco a la que asistió la Arquitecta Roxana Gaona, representante legal de la empresa contratista del consorcio Chaco Boreal, que realiza obras en los Distritos de Mariscal Estigarribia y Teniente Irala Fernández, se dio un diálogo informal entre ella y las integrantes de la Plataforma.

Ella explicó: “Nosotros somos contratistas del Estado desde hace años. Pero es la primera vez que como empresa tenemos que asumir todo lo que se refiere al componente social. Al principio dijimos ¿para qué será que SENASA nos quiere involucrar con esto? Y realmente lo vimos como un problema. Pero después nos dimos cuenta de que hablar y ver la problemática social nos permitió comprender lo que sin esos cánones jamás hubiésemos sabido. Vimos que la sola llegada a las comunidades nos obliga a ejecutar el componente social. No se puede separar “lo social” de “lo técnico”. Así por ejemplo, igual que en distintos sectores de la sociedad, la mayoría de los líderes son varones y dan poca participación a las mujeres y a los jóvenes. Pero como las mujeres son las que gestionan el agua, con ellas debemos hablar”.

Respecto a la metodología de trabajo comentó “Nos dan 30 días entre el tiempo que tenemos que empezar con la promoción, de poder iniciar con un taller de arranque, y que la gente conozca el proyecto que se va a realizar. Y después de eso recién vamos a intervenir. Aunque eso alarga un poco los tiempos, en la medida de que avanza la obra se va comunicando, se va haciendo, se va consultando…  La interpretación de lo que se va haciendo no es fácil en las comunidades. Hay que explicar y quizás volver a explicar porque hay cosas que requieren tiempo para comprender”.

“Antes íbamos y plantábamos un sistema. Ahora la gente se involucra, se les da más participación y ellos eligen el lugar donde se va a instalar los módulos. De esta manera notamos que se apropian, se empoderan y cuidan los sistemas”.

Cuatro empresas fueron contratadas para la implementación de planes de gestión ambiental y social, además de la construcción de infraestructura. Hasta este momento tenemos varios casos y finalizando el año estaremos evaluando la experiencia”, explicó Sara Perez, Ingeniera a cargo del área social del Plan de Modernización.

Dado que SENASA no contaba con una oficina en el Chaco hasta el momento, las obras de infraestructura se realizaron por medio de la contratación de empresas. Pero la reciente creación de las Unidades Técnicas de Agua y Saneamiento, que también vinculan a los gobiernos locales, facilita el seguimiento a las empresas contratistas.

Además, entre los planes de SENASA para el corto plazo, se encuentra la instalación de dos oficinas en los Distritos de Teniente Irala Fernández y Filadelfia.

Cuando los destinatarios de una acción son informados, consultados y sus opiniones son tenidas en cuenta, es más probable que se sientan “dueños de lo que se les ofrece”. Es más posible el cuidado y mantenimiento de los sistemas de agua por parte de los usuarios. Por eso es tan importante el denominado “componente social” en la provisión de los servicios de agua.

Pro Comunidades Indígenas
Filadelfia 359
9300 Fernheim
Paraguay
Tel. (595) 491 432 945

Alianzas

Cooperación Institucional