Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Pro Comunidades Indígenas
Viernes, 09 Diciembre 2016 22:14

El agua es un derecho humano aún negado a muchas familias indígenas

Desde que yo era muy jovencita escuchaba que hablaban del acueducto… Pasaron los años, ahora soy maestra en una escuela indígena, trabajo con muchas compañeras de distintos pueblos en la Plataforma, pero siempre tenemos el mismo problema. Ya en octubre varias escuelas suspenden actividades por falta de agua. De esta manera el esfuerzo realizado para garantizar la educación de nuestros niños, pierde sentido y se interrumpe el proceso educativo.

… y se imaginan qué pasa cuando hay poca agua? Tienen idea de cuántos kilómetros caminamos para conseguir unos baldes con agua? A veces dos, tres, cinco... Claro que con menos agua se usa más para beber que para higiene, lo cual trae consigo enfermedades. Nuestras compañeras promotoras de salud dicen que con la sequía o la inundación, el agua siempre está relacionada con la salud o la enfermedad. Cuántas cosas podríamos hacer en ese tiempo!!

Sabían ustedes que a veces hasta nos peleamos por agua? Por ahí es con el capataz de alguna estancia a quien le pedimos agua para nuestras familias y nuestros animales. Es que para llegar a la laguna o tajamar tenemos que pasar por su estancia. Alguna vez hasta vimos a mujeres indígenas pelearse por el agua. “Esta vez te presto pero después no, dijo una a la otra”.

En tantos años de andar por acá, vimos a SENASA hacer muchas cosas aunque casi nunca nos consultaron. Y a lo mejor por eso, porque no respetaron nuestro derecho a la consulta y participación, durante mucho tiempo las obras que hicieron quedaron llenas de telarañas, sin que nadie las use. Así es hasta hoy.

A veces nos ilusionamos con proyectos productivos: queremos criar gallinas, cabras… queremos tener una linda huerta… pero no tenemos agua. El escaso e inseguro acceso al agua nos hace más pobres y afecta a nuestra seguridad alimentaria.

… una vez dijimos con las compañeras, que aunque sea “hule bueno” (bolsas de plástico resistente) necesitamos para juntar agua cuando llueve…

En el año 2010 la Asamblea General de la ONU reconoció explícitamente el derecho humano al agua y saneamiento reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales y base para la realización de todos los derechos humanos. Por eso desde PCI recopilamos vivencias de las mujeres indígenas en relación al agua. Durante todo el 2016 acompañamos a las mujeres de la Plataforma a numerosas reuniones con representantes del Gobierno Nacional y de los Gobiernos Subnacionales, conocimos experiencias exitosas como la del Semiárido de América Latina y confirmamos que es tiempo de prestar atención a sus conocimientos, de hacerlas partícipes y protagonistas en la sensibilización e incluso en el mantenimiento de obras de infraestructura. Es que finalmente, son ellas las que asumen el problema del agua con sus baldes, sus hijos y la esperanza de que las cosas cambien.

Texto: Lic. Cristina Escobar, Responsable de Comunicación de PCI

Fotos: José Arguello, técnico 'Derecho y Participación'

 

 

 
Pro Comunidades Indígenas
Filadelfia 359
9300 Fernheim
Paraguay
Tel. (595) 491 432 945

Alianzas

Cooperación Institucional