Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Pro Comunidades Indígenas
Sábado, 02 Diciembre 2017 11:18

Comunicación y Participación Comunitaria para la Seguridad Alimentaria

Si bien la última visita del equipo de PCI a la comunidad de Puerto María Elena en Alto Paraguay estuvo muy afectada por la lluvia esto no impidió una amena conversación con los pobladores que participaron de las reuniones, “como ya nos conocemos más también tenemos más confianza para decir lo que pensamos”, comentaron.

Indagando entonces sobre proyectos o programas de seguridad alimentaria en los que hayan participado y sus expectativas para futuras acciones, varios de los presentes explicaron: nosotros somos los más interesados en los proyectos. Nosotros queremos producir nuestros alimentos pero solos no podemos hacer todo.

En tanto Edgar Velázquez, líder de la comunidad, fue más específico hablando de la participación y de que se escuche a los indígenas antes de comenzar un proyecto. Unas veces son proyectos del Estado y otras de las organizaciones privadas, pero muchas veces hacen los planes sin siquiera hablar con nosotros.  Por ejemplo “nosotros hacemos grupitos, 10 o 5, de acuerdo al programa, se siembra la batata entre zapallo, poroto; en 3 meses el chacrero ya  puede desenvolverse y de ese nomás comer. Sin embargo, esos proyectistas traen azada, pala, y te dejan nomás ahí, y ¿vos cómo? Vas a tener hambre, te vas a sacrificar, corpís, plantas y no te traen ni semilla, se equivocan nomas en sus programas, por eso nunca el indígena no va adelante, y después le culpan otra vez a los indígenas”.

Igualmente hicieron referencia a la importancia de mantener una comunicación sincera entre todos los que forman parte de un proyecto y de la rendición de cuentas. Definieron eso como la base para construir confianza y que todos participen.

Participación que lleva a la unidad

Consultado acerca de cómo entiende la participación, el líder respondió: “Yo entiendo que es importante que se le dé a los jóvenes, para saber defenderse, saber nuestros derechos, le podemos preguntar a la gente que viene a visitarnos qué vienen a hacer, y en qué podemos servirles, para poder estar unidos y lograr juntos, porque si no hay participación de todos no vamos a llegar a ningún lado, porque otro puede enojarse, en la comunidad indígena sabemos bien que si nosotros nomás hacemos las cosas hay otros que se molestan, y sin embargo si estamos unidos, y a todos les gusta, está bien las cosas que hacemos”.

La experiencia de más de 20 años de PCI se reafirma con declaraciones como la del líder y miembros de esta comunidad que le ponen rostro y paisaje a lo afirmado en convenios internacionales como el 169 de la OIT, que puntualmente hacen referencia al derecho de los Pueblos de participar en todas y cada una de las etapas de un proyecto, política o programa. Particularmente la participación en la adopción de decisiones, que puede efectuarse a través de las propias instituciones tradicionales o de organismos representativos de los pueblos interesados.

Sin diálogo sincero y respetuoso no hay participación comunitaria. Y los proyectos de desarrollo que no cuenten con una activa participación de los destinatarios, por más dinero que tengan, terminan dejando poco o nada a la gente en las comunidades. Por eso, la visión y determinación colectiva, comunitaria, es muy relevante.

Lic. Cristina Escobar, Comunicación PCI

Esta actividad de fortalecimiento de capacidades se realizó en la comunidad María Elena - Alto Paraguay en el marco del Proyecto “Fortalecimiento de organizaciones de mujeres y jóvenes indígenas en dos comunidades del Distrito de Fuerte Olimpo, Alto Paraguay” financiado por WWF Paraguay, a través de la iniciativa Pantanal – Chaco, PaCha, e implementado por PCI.

Más en esta categoría: « Dialogando sobre Derechos
Pro Comunidades Indígenas
Filadelfia 359
9300 Fernheim
Paraguay
Tel. (595) 491 432 945

Alianzas

Cooperación Institucional