Pro Comunidades Indígenas
Miércoles, 28 Marzo 2018 22:58

¿Avanzamos algo en materia de agua en el Chaco?

Sin lugar a dudas el derecho al agua es un derecho humano, un derecho vulnerado para numerosas comunidades indígenas en pleno siglo XXI. En el Chaco, desde hace tiempo es motivo de intervención de instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales… sin embargo aún es un tema en el que hay mucho que trabajar.

Reflexionamos con Cintya Martínez, quien actualmente es Coordinadora de Programas de PCI y ha trabajado en los últimos años esta temática, respecto a lo alcanzado hasta aquí, luego de tantos años de trabajo.

“El cambio que vi en ese tiempo es que la gente desconocía el origen de varias enfermedades y cuando se le mostraba la calidad del agua, lo que implica la contaminación, cuando reflexionábamos sobre el ciclo del agua y considerando las enfermedades que aparecen en el tiempo de sequía, entonces las mujeres se asustaban porque se daban cuenta de que el agua es el problema principal, la causa de diarreas y vómitos. Así tomaban conciencia de la importancia del tratamiento del agua. Algunas familias empezaban a preocuparse y a ocuparse del tratamiento del agua”.

El desconocimiento del origen de algunos problemas, a veces suele ser propicio para que referentes de las comunidades realicen demandas que, aunque sean respondidas, no atacan la causa del problema. “Cuando les consultábamos sobre sus preocupaciones ellos decían que el problema era del puesto de salud, del promotor o del médico, porque no curaba las diarreas o enfermedades derivadas del consumo de agua insalubre. Pero luego se dieron cuenta de que la causa del problema era el agua contaminada, vieron cómo ellos podían disminuir los riesgos y algunos lo implementaron”, dijo Cintya.

Conocer más y participar

Otro de los avances en el camino del “derecho al agua” es “el acceso a la información en cuanto a infraestructuras de agua, la calidad y cantidad que se debe tener”.

Con el trabajo de promoción de derechos e incluso de divulgación de cuestiones básicas respecto a los sistemas de agua, muchas familias ahora manejan información respecto al agua: El origen de enfermedades vinculadas al agua contaminada, el por qué y cómo se debe tratar el agua, como también la información sobre infraestructuras de agua. En ese sentido creo que hay un avance.  Se observa un interés mayor en obtener información sobre estos temas, mayor atención a la importancia del tratamiento del agua e incluso el tema está presente en las reivindicaciones o reclamos que realizan las comunidades”.

Otro aspecto importante es que “hemos podido visibilizar a las mujeres indígenas, verdaderas gestoras del agua en sus familias y comunidades, que por ello no pueden estar ausentes en cualquier proyecto o intervención sobre el tema. Con ellas hemos recuperado experiencias de las ancianas de tratamiento del agua o incluso los remedios naturales para tratar diarrea o vómito, como también sus valiosas recomendaciones de cómo organizar las responsabilidades en cuánto al agua en las comunidades”.

Estos avances representan la base sobre la que se pueden consolidar otros pasos importantes de los que hablaremos más adelante y debemos afianzarlos cada vez más. Es que el acceso al agua de calidad supone conocer, participar, exigir, cuidar, controlar, administrar y para ello hay que prepararse.

Lic. Cristina Escobar, comunicadora PCI

Pro Comunidades Indígenas
Filadelfia 359
9300 Fernheim
Paraguay
Tel. (595) 491 432 945

Alianzas

Cooperación Institucional