Pro Comunidades Indígenas
Jueves, 30 Abril 2015 20:35

“El Chaco está difícil, pero estamos acá”

Desde su primera edición, en 2012, la organización de mujeres indígenas ‘Bajo la Sombra de un Árbol de Algarrobo’ (BSAA) ha participado de la feria Jakaru Pora Hagua. De este encuentro participan productores y artesanos que comercializan productos orgánicos y ecológicos a precios accesibles. Pero a diferencia de los mercados tradicionales, de manera muy espontánea se da aquí un intercambio de saberes y experiencias que hacen que “comer sea un acto agrícola”.

Representando al Chaco, asistieron integrantes de BSAA, en cuyo stand el principal atractivo para el público fueron los canastos de diversas formas y medidas que elaboran las artesanas con cintas de colores, así como las pantallas y el tradicional poha ñana (hierbas medicinales).

Ante cada artesanía, la gente pregunta sobre el material, su origen, cómo se elabora… Pero en esta edición, fueron constantes las consultas sobre las hierbas naturales que, como lo señala Juana Mayor, son muy efectivas para prevenir y tratar enfermedades. “Yo lo que se aprendí de los ancianos y comparto con la gente”, cuenta Juana.

Para las mujeres indígenas, la comercialización de las artesanías y las hierbas medicinales representa una alternativa, aunque pequeña, de obtención de recursos, poniendo en práctica lo aprendido de los ancianos.

Quisimos traer más, pero “el Chaco está difícil comentó Doña Estela Marys Álvarez”. Hay gente que nuevamente este año estuvo inundada, el camino está intransitable en varios tramos, hay comunidades que denuncian haber sido amenazadas... Pero estamos acá, contentas porque vinimos para las 7 de la mañana, con 7 grados Cº de temperatura y para las 11 de la mañana casi vendimos todo lo que trajimos. Conversamos y compartimos con mucha gente aquí”, relató.

En tanto Juana Mayor, recordó que si bien es muy difícil para las mujeres indígenas participar en estos encuentros, porque hay que dejar a la familia y las tareas; esto representa una oportunidad para llegar a Asunción, conocer a campesinas y campesinos, a los jóvenes que están trabajando por una mejor alimentación. Comentó que “la gente se acerca y pregunta de dónde venimos, cómo hacemos nuestros canastos, para qué sirven las raíces y las hojas que traemos. Nos tratan con respeto y nos animan a continuar luchando por los derechos de los pueblos indígenas”.

Por Cristina Escobar

Pro Comunidades Indígenas
Filadelfia 359
9300 Fernheim
Paraguay
Tel. (595) 491 432 945

Alianzas

Cooperación Institucional