Sábado, 23 Abril 2016 15:02

Relación de género desde la perspectiva de mujeres indígenas del Chaco.

Las mujeres son conscientes de la importancia de los roles en la vida comunitaria, tanto los roles de los hombres como los de las mujeres; en ese sentido para ellas una mirada de competencia por el poder al reclamar un espacio digno para las mujeres, es errónea; lo que buscan las mujeres es aportar desde su realidad y desde su vivencia a la lucha por el bienestar de su comunidad y de su Pueblo.

A partir de Encuentros y reuniones de intercambio periódicas de las mujeres, donde ellas han compartido sus situaciones, valorado sus capacidades, conscientes y seguras de sus análisis en conjunto, reconocieron que ellas no tienen las mismas oportunidades que los varones para participar en las instancias decisivas, y al mismo tiempo que es importante y necesario que vayan teniendo mayor participación en las decisiones que conciernen al proceso de desarrollo de sus comunidades, puesto que ellas y sus hijos se ven directamente afectadas por las decisiones que se toman en dichos espacios.

En este sentido las mujeres indígenas se van organizando y realizando encuentros formativos sobre DDHH y sobre todo sobre el Derecho de las mujeres a la participación directa en los espacios de toma de decisiones.

Las preocupaciones centrales de las mujeres en torno a la vida comunitaria chaqueña

Agua, alimentación y salud: estos tres temas están muy ligados entre sí: se precisa de agua para tener alimentación, realizar producción agrícola o ganadera; y se debe contar con una dieta equilibrada y agua potable en calidad y cantidad para contar con buena salud. Por la situación generalizada de economía de mera subsistencia de las comunidades indígenas, la violación del acceso digno al agua, a los alimentos y a la salud es sumamente preocupante para las mujeres.

También les preocupa la violencia hacia algunas mujeres de las comunidades y al respecto toman acciones o medidas internas para salvaguardar la seguridad de las mujeres que sufren maltratos dentro de su hogar. Se organizan entre las mujeres mayores y ancianas, convocan a la pareja de la mujer afectada y hacen una reflexión sobre la situación crítica que una mujer indígena tiene que soportar, la falta de alimentos para los hijos, la falta de acceso a agua segura y las enfermedades que les afectan a sus hijos y encima de eso tiene que aguantar el maltrato del marido; entonces presionan a que el marido tome la decisión de quedarse con su familia y respetarla o retirarse definitivamente. Dicen las Señoras, que anteriormente pasaban situaciones como estas y la pobre mujer y sus hijos tenían que correr de la casa y buscar ayuda con los vecinos; luego en la reunión del consejo de hombres les obligaban a la mujer a volver a su casa y aguantar esa situación y el marido no recibía ningún tipo de sanción.

Prácticas como estas son adoptadas por las mujeres para poder ayudar a sus congéneres, porque por experiencia saben que denunciar la violencia a la policía le trae más problemas para la mujer; no hay una estructura funcional para sostener estos tipos de conflictos a nivel de seguridad pública. Si una mujer hacía la denuncia, en el mejor de los casos el marido comparecía ante los citatorios, y al volver, le hacía peor porque la denunció.

Entonces para las mujeres indígenas esta situación es un problema claramente estructural y ellas buscan apoyarse entre ellas para poder salir adelante.

Organizarse como mujeres

Las mujeres organizadas buscan:

- Compartir sus situaciones y las vivencias de sus propias comunidades y solidarizarse con aquellas que pasan por situaciones penosas y la falta de justicia.

- Valorar y visibilizar el aporte de las mujeres indígenas en la familia y en la comunidad.

- Fortalecer el espacio propio de las mujeres donde ellas puedan compartir sus conocimientos y prácticas culturales a través de la valoración de las mismas.

- Fortalecer prácticas y condiciones para mejorar el acceso alimentario permanente en las comunidades.

- Capacitarse en el conocimiento de sus derechos como ciudadanas indígenas, para desempeñar y exigir el cumplimiento de los mismos en pos de lograr una vida más digna

- Articulación e intercambios con organizaciones aliadas para fortalecer el trabajo mancomunado en favor de los Pueblos Indígenas.

- Incidir en la implementación de Políticas Públicas favorables a la situación comunitaria y de las mujeres, niños y ancianos indígenas específicamente

Uno de los logros resaltantes de las mujeres indígenas organizadas conjuntamente con las instituciones referentes para las mujeres, como ser, el Ministerio de la Mujer a través de su Programa de ‘no discriminación de participación de la Mujer Indígena’, es la articulación de las acciones para el reconocimiento y la visibilidad del protagonismo de las mujeres en favor de sus comunidades.

El conocimiento, reconocimiento y cumplimiento de sus derechos como pueblos y mujeres indígenas son herramientas muy valoradas en la medida en que se van formando y empoderando para realizar la vigilancia de los mismos.

Pro Comunidades Indígenas

Calle Miller 478-S
Filadelfia 359
160401 Dep. Boquerón
Paraguay
Tel. (595) 491 432 945

Alianzas

Cooperación Interinstitucional